lunes, 14 de junio de 2010

Huelga General

DÍA LVIII.DeC.

Me pongo a pensar en qué razones me llevarían a apoyar la huelga general. Casi me dan ganas de dejar esta entrada tal y como está.

Razones en contra:
Por un lado, me planteo la escasa representatividad de los sindicatos. Durante dos años, cuando los parados subían y subían, han seguido apoyando al Gobierno porque sus representados se salvaban de la quema, más o menos. Ahora que aprietan a todos, pretenden que salgamos a la calle, cuando ya no quedan ganas.

Durante todo ese tiempo, han tenido la oportunidad de proponer al Gobierno otra salida. De haberle indicado cuál era la respuesta que esperaban los trabajadores y, al final, ha tenido que venir el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y compañía a dar una solución que no hace sino empeorar las cosas. Por lo tanto, si es por acompañar a los sindicatos, no se secunda la huelga.

Me pongo a pensar en otras huelgas generales y me acuerdo de Grecia. Multitud de protestas ante lo injusto de sus medidas y ni un único resultado.

Razones a favor:
Hacer bulto para demostrarle a este Gobierno que no se está de acuerdo con sus medidas. Pues no sé... creo que esa huelga general ya se la vamos a hacer en las próximas elecciones y, en caso de salir a la calle, sólo agrandaríamos la sonrisa del Partido Popular y sus ansias de poder.
Como modo de presión no tiene mucho sentido salir a la calle, está bien claro quien gobierna aquí y no es el partido de turno elegido por las hurnas, sino grupos de presión financieros y el propio FMI, el BM, la OCDE, etc...

Obviamente, una huelga general para protestar contra la reforma laboral se hace en contra también de la patronal. Si algo no podemos presumir en este país es de su empresariado, por lo menos del más grande. El ejemplo está en su propio presidente que no ha hecho más que despedir a gente sin pagarles todo lo que les debe y se permite el lujo de dar consejos al resto de los mortales. Tengo dudas de que la patronal fuera a entender ningún mensaje más allá de lo que quieran suponer.

Lo dicho, que no acabo de encontrarle mucho sentido a esta huelga general, más allá de hablar de romanticismos o dignidad de los trabajadores, pero creo que esa se ha perdido hace ya tiempo.

De regalo, en el minuto 5.30 de este video, se puede ver cómo funciona la transparencia informativa...

http://www.vimeo.com/12479206

5 comentarios:

Fernando dijo...

Hola, Precarioman.

Yo soy funcionario y no hice la huelga de funcionarios, por 3 razones: porque ya era inútil, porque odio a estos sindicatos y porque no me lo podía permitir económicamente. Estas 3 razones particulares creo que son aplicables a la mayoría de los trabajadores de España y coinciden, en buena parte, con las que tú apuntas en el post.

¿Hay que resignarse, pues? No: hay muchos medios de presión, empezando -como tú apuntas- por las elecciones: por las elecciones políticas y por las sindicales.

Alvaritu dijo...

El decretazo de Aznar se echó a la basura gracias a la huelga....
Dicho esto, no hago nada más que leer a gente que echa la culpa a los sindicatos, y no les falta razón. Pero es que no termino yo de entender la política de.... para joder a los sindicatos, me jodo yo mil veces más. Por que ellos no van a poder adquisitivo, lo vamos a perder los demás. Me resito a pensar tambien que por 70euros que te quitan del día de huelga, uno vaya a perder derechos laborales que se han ganado con sangre, pero el triunfo del hedonismo es algo que puede desbordar la solidaridad y la colectividad, eso ya se ha demostrado. Y para terminar ´que me tengo que poner a Editar, aquí no va a pagar nadie en las elecciones, el PP va a ganar y el PSOE tambien, y hasta los sindicatos, unos por que ya le han echo el trabajo sucio, otros por que su cuota de poder no va a descender en tanto en cuanto el bipartidismo es atroz, lo único que tienen que hacer es esperar y volver a entonar en alguna mani el... "eso nos pasa por un gobierno facha" y en 1, o 2 o 3 legislaturas tendremos socialistos y aquí no ha pasado nada. Bueno, nada no, que en este país seremos todos más miserables.
Huelga General y muy cerquita de Toxo y Mendez, y cantarles al oido.... "a las mariscadas, a las mariscadas, por el triunfo del percebe peleón"... eso seguro qeu es lo que más les duele.
Ponte a redactar!!!!

diariodelprecario dijo...

Pues no falta razón en ninguno de los dos comentarios. Quizás lo más consecuente sería hacer la huelga, pero dejando claro la distancia con los sindicatos de clase, y no sé si eso es muy factible.
Desde luego, habría que salir con una gran pancarta que pusiera: "Dejen morir al capitalismo en paz"

Albert dijo...

Que la reforma laboral no va a generar trabajo es más que claro, que ha sido impuesta por Bruselas a modo de gesto humillador a un país cuyos gobernantes no lo supieron hacer bien por décadas también es claro. Que los sindicatos salen a la calle para ser jaleados por su clientela, también claro, pero...¿cúales son sus alternativas, alguien las conoce?, ¿por qué siempre fueron consentidores con el 20% de desempleo crónico? ¿qué hicieron por estos últimos?
Creo que el sindicalismo es necesario pero no menos necesario es reinventar su forma de actuar y ganar credibilidad de cara al trabajador.
Saludos.

korE dijo...

Me parece lógica una huelga general... Pero esta frase tuya: "en caso de salir a la calle, sólo agrandaríamos la sonrisa del Partido Popular y sus ansias de poder" es de esas que rondan mi cabeza cada vez que pienso en la reforma laboral.

Y es contradictorio, ¡sin duda!